Tuve la oportunidad de conocer a un par de seres humanos que se ha ganado toda mi admiración, respeto y cariño:  Don Hiram Rodríguez y su esposa Isabel Pichardo.  Cabe mencionar que como desarrolladora de Jayuya.Net he compartido con un sin número de personas, pero sin lugar a dudas, Hiram e Isabel, han dejado una huella tanto en mi carera profesional, como personal.  Las cosas de la vida... lo que fuera una reunión de "negocios", se convirtió en una inyección de motivación, así como una lección de lo que es la verdadera humildad.  Mis felicitaciones a la Familia Rodríguez por sus triunfos y cumplimiento de metas alcanzadas--que como bien sabemos se necesita de mucho esfuerzo para lograrlas.  A continuación, con mucho orgullo de presentar a otro de nuestros jayuyanos destacados, les presento una semblanza de Don Hiram, obtenida del libro "Historia, Imagen, y Sentir de un Pueblo: Jayuya", de otra de nuestras jayuyanas destacadas Doña Aurea Pierluissi.


    Sr. Hiram Rodríguez Cortés
    Su espíritu de lucha lo llevó a conquistar un alto sitial en el campo 
    de las finanzas y la economía, en E.U. y otros países.

    Oye una linda historia de jíbaros emigra’os que se atreven enfrentar la vida con verdadero valor y empuje.

    El 14 de septiembre de 1988, el alcalde de Nueva York, Hon. Edward Kock, seleccionó al jayuyano Hiram Rodríguez, Presidente de la Rosa del Monte Express, Inc., una compañía de mudanzas a nivel internacional, para recibir la primera entrega del premio “LA COMPAÑIA HISPANA DEL AÑO”.  La actividad coincidió con la celebración del Mes de la Herencia Hispánica en aquella urbe.

    Hiram fue un joven visionario, pobre en recursos materiales, pero rico en determinación, que a los 18 años dejó el cafetal y cruzó el charco grande para “ir a probar fortuna” – como narraban los cuentos de nuestros mayores – a la Babel de Hierro.  Su padre Gelín Rodríguez, agricultor, emigraba por temporadas a los E.U. en la “época muerta”en el cafetal – en busca de trabajo que le permitiera sustentar a una familia de 12 hijos(as).

    Al mes de llegar, nuestro joven buscó trabajo en una compañía de mudanzas que lo entrenó en el oficio.  Se matriculó en clases nocturnas de inglés y estudió administración de empresas en “Mercy Collage”.  Tres años después, comenzó su propio negocio de mudanzas.  Había hecho unos ahorros con los cuales se compró un camión viejo y, junto a sus amigos, cargaba mudanza entre los hispanos cercanos—día y noche.  De aquí en adelante, Hiram empezó a vivir el “gran sueño americano”.  Logró fundar e incorporar La Rosa del Monte Express, Inc. Que le reportó buenas ganancias.  Esto lo lleva a abrir una segunda oficina en Puerto Rico.  El éxito fue tal que logró fundar nuevos mercados en Estados Unidos y el Caribe; entre ellos en Illinois, Miami, Orlando, Massachussets, Pennsylvania, Ohio, Connecticut y Santo Domingo.  En junio de 1988 el “Hispanic Bussiness Magazine” publica que la Rosa del Monte ocupa el lugar 224 en la lista de las 500 empresas hispanas más exitosas de los E.U.

    Hoy día la empresa se extiende en el ámbito internacional, empleando sobre 200 personas.  Esta multimillonaria empresa tiene la distinción de ser el único negocio de mudanzas propiedad de hispanos autorizada a operar nacionalmente por la “Interstate Comerse Comisión”por sus servicios de alta calidad, responsabilidad y excelencia.

    Hiram esta envuelto en el movimiento de desarrollo del Sur del Bronx y en la creación de recursos financieros para pequeños negocios.  Es fundador, accionista y miembro de la junta del “New York National Bank”, director fundador del “National Hispanic Business Group”y ha servido como director del “South Bronx Community Planning Board”.

    Nuestro empresario se casó con la Sra. Isabel R. Pichardo – dominicana – y han procreado cinco hijos que estudian y/o trabajan con su padre.  Conserva un hogar el el Bo. Río Grande de Jayuya – donde nació – y lo visita periódicamente ya que viene a liberarse del estrés oyendo música, recreándose en nuestros bellos paisajes y recordando sus raíces.  En Hiram tenemos un ejemplo inspirador de lo que es trabajar duro, perseverar y ser tenaz.